DICEN DE MÍ

DICEN DE MÍ

CARMEN DELGADO
CARMEN DELGADO
Leer Más
Fue una experiencia muy gratificante y que me ha ayudado a superar barreras. Comencé confiando poco en el proceso, lo hice más por probar algo nuevo y ver qué pasaba que por la convicción de que funcionara. Tras mi experiencia, puedo decir que el coaching funciona y que con compromiso y constancia puedes llegar a alcanzar grandes metas. Juan Carlos es una persona cercana, que te hace sentir cómoda desde el primer momento y ésto ayuda mucho a que el proceso de coaching sea fructífero desde el minuto 1. En el primer contacto, ya pude advertir su gran capacidad para empatizar con la persona que tiene delante y de esto te das cuenta a través de sus preguntas y de la manera en la que te va guiando durante el proceso. Sabe sacarte de tu propio bloqueo y sabe traducir en palabras los pensamientos que tú mismo no sabes cómo expresar. En definitiva, es un excelente coach y quizás esta experiencia no habría sido igual llevada por otra persona.
MARTA GARCÍA
MARTA GARCÍA
Leer Más
La primera vez que me recomendaron realizar un proceso de coaching sentí un montón de dudas. No sabía lo que era, para que servía ni si quiera si me podía ayudar. Me aventuré a hacerlo, por probar algo nuevo y me llevé una grata sorpresa. En primer lugar, por la humanidad y cercanía de Juan Carlos. En todo momento me sentí relajada y consiguió aplacar ese pequeño miedo a lo desconocido. En segundo lugar, las sesiones realizadas fueron espectaculares, pude sacar fuera de mí todo lo que me estaba haciendo daño, ponerle nombre y entender qué me ocurría y qué camino seguir para plantarle cara. A raíz de las sesiones, superé los bloqueos que no me permitían avanzar y mejoré notablemente en mis relaciones familiares. Gracias a este proceso retomé el camino que quería y aprendí quién era yo y cómo era. Os lo recomiendo encarecidamente. Juan Carlos es un excelente profesional.
PALOMA GARCÍA
PALOMA GARCÍA
Para mí fue un taller muy dinámico y enriquecedor. Aprendí sobre aspectos a mejorar en mi vida de forma amena y divertida. Me sentí muy cómoda porque Juan Carlos facilitó que se creara en el grupo un ambiente muy distendido, agradable, participativo y ágil. Me gustó mucho su lenguaje concreto y sencillo, su flexibilidad y su habilidad para generar confianza. Lo recomiendo al 200%.
BORJA OROZCO
BORJA OROZCO
El proceso me ha inspirado tranquilidad y sosiego. Me he sentido acompañado para conseguir mis objetivos. Gracias a que Juan Carlos siempre se ha mantenido a la distancia justa y a sus preguntas, me he dado cuenta que todo puedo solucionarlo yo a raíz de ordenar mis pensamientos y, además, lo que necesito y cómo lo necesito. Me ha ayudado a ver que todo es más claro con prioridades y orden. Me he sentido apoyado y confiado en Juan Carlos por su manera de proceder, profesional y personal a la vez.
MANUEL LÓPEZ
MANUEL LÓPEZ
Ha sido la segunda vez que me he acercado al Coaching. Necesitaba centrarme y encontrar nuevos horizontes. Lo que no me esperaba era donde está desembocando: un proyecto profesional propio y un cambio considerable en algunos hábitos en mi vida. Juan Carlos es directo, empatiza, te reta y saca de ti lo mejor. Sales de las sesiones con el depósito de la motivación a tope. Llegué a él por una recomendación y yo, ahora, os lo recomiendo a todos. Seguiré trabajando con él.
MARÍA HERNÁNDEZ
MARÍA HERNÁNDEZ
El proceso me facilitó herramientas para intentar desconectar de pensamientos que no quiero que entren en mi mente. Día a día, sigo utilizando los anclajes, las visualizaciones y otra serie de ejercicios que hacen que pueda conseguir lo que me propongo. Juan Carlos crea un clima de confidencialidad y confianza propicios para que puedas abrirte y llegar al fondo del asunto. Recomendable al 100%.
RAFAEL GARRIDO
RAFAEL GARRIDO
El proceso de Coaching supuso un punto de inflexión en mi carrera profesional, ya que hizo replantearme mis objetivos a corto y medio plazo, dándome cuenta que quizás no fuera en el camino que realmente quería llevar y orientándome hacia otros objetivos que tenía como secundarios y realmente eran los primarios. Según mi forma de ser me cuesta exteriorizar mis sentimientos, sin embargo, en las sesiones pude tener esa complicidad con Juan Carlos para rascar en el fondo y abrirme hacia lo que, quizás tenía más miedo, que era la parte más emocional de mis actos, dándome cuenta que todo tiene esta motivación en el fondo: mi familia y el por qué de cómo he llegado a hacer lo que hago por ella.